CONSEJOS YOU TUBE... TODO LO QUE NECESITAS SABER DEL MUNDO DE YOU TUBE

https://twitter.com/

Image Map

sábado, 8 de septiembre de 2018

Noticias Cientificas: Así será nuestro rostro en el futuro #Ciencia

Un equipo internacional está llevando a cabo una investigación acerca de cómo evolucionará la apariencia facial humana en el transcurso del tiempo. En ese sentido, los expertos explicaron qué rasgos tendrán nuestros descendientes y por qué. "La cara humana actual se transformó de un rostro que era una ventaja para competir, a otro que era conveniente para llevarse bien con los semejantes", cuenta Penny Spikins, de la Universidad de York. Los científicos creen que eso es lo que ha llevado a convertir al ser humano en la especie más expresiva del planeta. "En términos faciales, somos el animal más expresivo de la Tierra, capaces de recrear alrededor de 50 gestos", confirma el genetista Adam Wilkins. "Eso ocurre porque tenemos un conjunto completo de músculos, los miméticos, que solo se encuentran en los mamíferos. Por eso, otros vertebrados (un caballo o un perro) no son expresivos facialmente: carecen de la capacidad total de mover la piel de sus caras", agrega. "Uno de los grandes cambios de la cara está asociado al tamaño del cerebro y relacionado con la evolución del propio cerebro, que permitió que tengamos más posibilidades expresivas, básicamente porque somos seres sociales y cooperativos y necesitamos esas características", explica el especialista. Sin embargo, no está claro cuál fue la causa y cuál el efecto: si somos expresivos como resultado de un cerebro desarrollado o si nuestro cerebro se desarrolló a causa de la expresividad. "Si nuestro cráneo sigue evolucionando, lo previsible sería que continuase con esa juvenilización en las proporciones craneales, lo que llevaría a una cara más reducida, con órbitas oculares proporcionalmente mayores, un mentón de menores dimensiones y una bóveda craneal más globular y desarrollada. Eso sería lo esperable si continúa un proceso que se conoce como neotenia, que quiere decir alcanzar la adultez reteniendo características juveniles", concluye Paul Palmqvist, de la Universidad de Málaga.